Alguna vez en nuestra vida profesional, tendremos a situaciones totalmente inexplicables. Como es posible que siendo mi diseño mejor artísticamente, enaltece la imagen de marca, el publico meta se siente identificado con el y la propuesta económica es mucho mejor que la competencia, nuestro trabajo sea rechazado por la otra propuesta. En un primer momento pensé que existía algún tipo de connotación sexual, tu sabes como puedo competir con una talla de sostén 38B, un buen perfume, y una espectacular figura. Y lo peor no fue con una sino con 3, de verdad quede bastante desconcertado y lo peor que esos trabajos que no me fueron otorgados, al final me los dieron para revisarlos técnicamente los cuales a nivel de técnica son una basura.
Algo pasa yo se que mi trabajo esta bien y es superior en todos los aspectos, pero que ha pasado en realidad para que ese trabajo no me lo hayan dado a mi. Más allá de que sea una mujer o no que es lo que sucede. Hay cosas que van mas allá de lo cuantitativo o cualitativo, es algo totalmente subjetivo, y ahí descubrí que competía con los diseñadores de la empresa. Creo que a nadie le gusta reconocer sus errores, y siempre es mejor donde esta involucrado tu esfuerzo. Asi que el empaque que hizo mi sobrino es mucho mejor que el realizado por un profesional, solo por que es familia, aún si se pone en riesgo la imagen de marca, la calidad del mensaje. Siempre me he puesto ha pensar que pasaría si para todo pensáramos igual… Tengo un tumor cerebral, pero tu sabes tengo un sobrino que estudia veterinaria, y creo que su diagnostico es mejor que el del médico. Que te parece para resolver el asunto de los impuestos le decimos a Julia, ella sabe algo de contabilidad y me cae muy bien, además es de la organización, a diferencia de la oficina contable que es un proveedor externo. A la final tenemos todas las de perder.

2 comentarios:

AZ dijo...

En todos lados se cuecen habas y aqui tampoco es la excepción.

Solamente nos queda seguir dando lo mejor de nosotros.

Saludos

AZ

Xacir Deric dijo...

Hola Az...
Sabes eso me acaba de pasar, y justamente me estoy comiendo la sopa de habas...

Un abarzo!