Tu me puedes imprimir el trabajo? cuanto implica ésta frase, te haz sentado detenidamente a calcular esto?, sabes en que paquete te estas metiendo cuando dices que si? vale la pena lo que te ganas cuando dices que si? He aquí un pequeño anécdota.

El año pasado logre un contrato importante con las 3 franquicias deportivas más grandes de Venezuela, mucho trabajo, metidas de pata de mis diseñadores, troqueles mal confeccionados, cambios de última hora, en fin innumerables cosas que son del día a día del diseñador, pero se verían compensadas por el dinero que ganaría al momento de imprimir. Innumerables visitas al proveedor, convenimos un pago de un 20% antes de entregar yo el material para imprimir, 30% al entregar y 50% a las 2 semanas, cuadrando tiempos, para que la entrega se hiciera ajustada al plan, desde un mes con anterioridad ya todo lo había puesto en orden con el proveedor, el año pasado se hizo algo parecido, pero con una franquicia y el trabajo quedo muy bien, así por que este trabajo tendría que salir mal? 
- Juan, te acabo de mandar los negativos, líneas de troquel y las pruebas de color- Tranquilo yo se hacer mi trabajo, otra cosa debes darme más dinero para cubrir los gastos – Juan, pero quedamos que te iba a dar una cantidad y se me sale del convenio de pago, bueno déjame ver te voy a conseguir un dinero pero no para hoy, por favor procede con el trabajo que es de vital importancia para mi, recuerda que las entradas del campeonato las van a vender en una semana y media y necesito ese material a tiempo – Ocúpate tu de lo tuyo que yo se hacer mi trabajo!
De verdad a mi no me gusta hacer presión pero a los 3 días de haber entregado el material y luego de darle excusas baratas a los clientes para justificar el mutis del proveedor, decidí llamar a Juan.
- Juan, como va eso?- Ya te dije que no me llamaras, yo te llamo cuando este listo, además a mi no me gusta trabajar con tanta presión – Juan, te entiendo pero necesito un estatus? – Déjame trabajar,  yo sé lo que hago – Bueno Juan estoy en tus manos –

Día viernes, faltan 4 días para la entrega, hay un fin de semana en puertas, estaba cerca de la imprenta de Juan y decidí hacer presión, ya que yo recibía alrededor de 30 llamadas diarias referentes a este trabajo, y Juan sólo había recibido 2 de mi parte. Mi visita se hizo a medio día del viernes.
- Hola Juan!, que ha pasado que no veo a nadie trabajando! – Bueno he tenido un pequeño retraso con el material, y como no ha llegado, los empleados se fueron a su hora!C**O JUAN y esperaste hasta hoy para decirme que no tenias el material!!! – Tranquilo amigo, yo estoy aquí para recibirlo, el fin de semana trabajo en el y el plan sigue como lo habíamos estructurado. – Bueno estoy en tus manos y ya es demasiado tarde para buscar opciones –
En ese momento apague mi teléfono celular, di ordenes a mi secretaria que me borrara del mapa, no use MSN, no abrí el correo electrónico, me fui de mi casa, y desactive la contestadota de mensajes. Sin exagerar tenia 35 e-mails, 192 llamadas perdidas a mi celular, 43 a mi casa. Una presión brutal donde se jugaba mi pellejo y yo no tenia forma de defenderme, ya que no dependía de mi. No dormí de viernes a lunes, dándole vueltas al asunto, nunca llamé a Juan, le di el voto de confianza.

Lunes 8:00 AM:
- Juan voy para allá, voy a ver el trabajo – Ok, pero te cuento que aún no me llega nada del material de impresión – Juan me sabe a M#$%^A, tengo que entregar esto mañana y tu no haz hecho un C**O!Tranquilo yo te voy a resolver para mañana! NO! Mañana tu no tienes resuelto nada! –
Menos mal que tenia un plan de acción, y hable con un proveedor de impresión digital, que se comprometió a hacerme una parte del trabajo, este iba troquelado y encuadernado! El único problema es que iba a costar 7.000 $ más de lo que yo presupueste, ya me comprometí con el cliente así que pague el sobre precio y asumí la perdida. Aún me quedaban 2 trabajos por terminar. Le plantee a Juan la opción de trabajar en conjunto con otro proveedor para poder terminar el trabajo, y se negó ya que su ética se lo impedía (que clase de ética), así que determine que Juan me hiciera el trabajo más importante, y otro proveedor, que amablemente dejo de hacer un trabajo que tenia en maquina para hacer el mío, hicimos troquel, preprensa, e impresión en menos de 11 horas, pero no se me entrego el trabajo por que este debia secar y solo quedaba el encuadernado el cual mi proveedor me dijo que no podía hacer, así que entregaría el trabajo un día después de la fecha.

Al enfrentarme a los clientes, tuve un problema con la tensión arterial, y se me reventaron los vasos de la nariz y los ojos, causando un sangramiento importante y perdí el conocimiento por unos minutos, ya que mi compromiso era entregar antes del martes, era lunes en la noche y nada estaba impreso!

El martes, logré entregar 1 de 3 pero con una perdida de 7000 $, el miércoles entregue el segundo, y 1 semana después me entrego Juan. Al segundo trabajo tuve que aceptar un descuento del 35% ya que se entrego a destiempo, generándome una perdida de 3500 $, y obviamente el trabajo de Juan nunca fue aceptado por el cliente y deje de ganar 6000 $. Gracias a Juan perdí 16.500 $ (34.000 Bs.F) mi reputación se fue al suelo, quede enfermo de la presión arterial, de 3 buenos clientes sólo logre mantener 1. Y aún Juan tiene las B***S de llamarme para cobrarme 1000$ que aún le debo!

3 comentarios:

Adri dijo...

Ay Dios, me estresé de sólo leer tu experiencia :s

Es por ello que unos amigos y yo nos apegamos al lema de:
"Proveedor NO es gente"

AZ dijo...

Desgraciadamente a veces dependemos de otros los cuales son los que nos hacen quedar mal y no nos queda de otra más que apechugar, hacer descuentos y darle al cliente una compensación.

Pero de esas experiencias aprendemos
o no?

SAludos

AZ

Xacir Deric dijo...

No todo es tan malo tengo proveedores tambien muy buenos y responsables al 101%, pero lamentablemente hay gente sin sentido de la ética y el trabajo, y cómo me molesta quedar mal a causa de otras personas, siempre que me pasa algo así digo "más nunca vuelvo a desarrollar un trabajo con un tercero" pero cuando miras lo que te dejas de ganar tomas el riesgo!

Gracias por sus comentarios